• Jose Luis Díaz

Zuckerberg responde a las acusaciones de una ex empleada contra Facebook e Instagram

Ha tenido que pasar un mes de revelaciones periodísticas y audiencias en el Senado para que Mark Zuckerberg saliera por fin a escena en Estados Unidos a última hora de la tarde para responder a las acusaciones contra Facebook de la ex empleada Frances Haugen, una ingeniera informática que se llevó decenas de miles de documentos internos que probaban prácticas inadecuadas en la red social cuando dejó su trabajo en mayo. "Se ha generalizado la idea de que anteponemos el beneficio de la empresa al bienestar de las personas. Eso simplemente no es cierto", escribió el CEO de la compañía tecnológica en un comunicado interno a sus empleados que "quería compartir con todos" en su página personal. "Estoy seguro de que muchos de vosotros no habéis reconocido la empresa para la que trabajáis en lo que se ha dicho estos días. Porque sabéis que nos preocupamos mucho por la seguridad, el bienestar y la salud mental de las personas."


Las acusaciones llegaron el martes al Senado de Estados Unidos, donde se encontraron con la preocupación unánime de los legisladores demócratas y republicanos, que parecieron coincidir en la necesidad de una mayor regulación de las redes sociales. Los documentos de Haugen dibujan un panorama en el que Zuckerberg y los suyos no están haciendo lo suficiente para evitar la difusión de la desinformación, el discurso del odio o la propaganda antivacunas, ya que la reacción a esos contenidos que inflaman el ánimo de los usuarios les lleva a la adicción y a la necesidad de pasar más tiempo en sus aplicaciones. Y cuanto más tiempo, más rentabilidad. "El argumento de que promovemos intencionadamente contenidos que enfurecen a la gente para obtener beneficios carece de lógica", dijo Zuckerberg en un comunicado, en el que no mencionó a su ex empleada por su nombre. "Nuestros ingresos provienen de los anuncios, y quienes los colocan nos advierten constantemente de que no quieren aparecer junto a contenidos agresivos".

Las revelaciones de las profundidades de Facebook también revelan que la red social está manejando estudios que sugieren que su ecosistema está empujando a las niñas y adolescentes hacia "la ideación suicida y los trastornos alimentarios" sin que nadie haga nada al respecto. "De todo lo que se ha publicado, la parte que más me preocupa es la de los niños", dijo el fundador de la empresa tecnológica, que cuenta con más de 3.500 millones de clientes, es decir, el 60% de la población mundial con acceso a Internet. "He estado pensando mucho en qué tipo de experiencias quiero para mis hijos, y creo que es fundamental crear un entorno seguro y bueno para los niños. No se puede negar que los niños utilizan la tecnología, y queremos ser líderes en este mercado garantizando su seguridad, como hemos demostrado con [el servicio de mensajería] Messenger Kids, que ha demostrado ser una mejor opción que las alternativas de la competencia."


Como ejemplo de este compromiso, Zuckerberg cita el hecho de que el lanzamiento de Instagram para niños (la plataforma no permite que los menores de 13 años abran un perfil) fue "temporalmente detenido" la semana pasada en medio de la tormenta provocada por las revelaciones de Haugen. Según los datos recopilados por el fundador de Facebook, que también es dueño de Instagram, las adolescentes se encuentran en la red social "con los mismos problemas que tienen todas las chicas de su edad".


El magnate lanza el guante a una comparecencia en el Senado en la que los partidos se han pronunciado a favor de regular las redes sociales, como hicieron con el tabaco. "No creo que las empresas privadas deban tomar todas sus decisiones", escribe Zuckerberg, cuyo imperio se colapsó durante cinco horas el lunes, en las que Facebook, Instagram, WhatAapp y Oculus dejaron de funcionar, según las primeras investigaciones, por fallos del factor humano. "Llevamos años reclamando esta normativa. He testificado ante el Congreso varias veces instando a que se actualicen las normas. He escrito artículos de opinión en los que se exponen las áreas legislativas que consideramos más importantes, relacionadas con el proceso electoral, los contenidos nocivos, la privacidad y la competencia".


"Sé que es frustrante ver nuestro buen trabajo denigrado", concluye Zuckerberg su artículo de opinión, "especialmente los que trabajáis en seguridad, integridad, investigación y productos. Pero creo que si seguimos haciendo las cosas bien y ofreciendo experiencias que mejoren la vida de la gente, a la larga será mejor para nuestra comunidad y nuestro negocio."



0 visualizaciones0 comentarios