• Fernando Carrasco

Vallejo una incógnita del Real Madrid

El central afronta una temporada decisiva. El club confía en él. Sin embargo, Vallejo tendrá que ganarse sus minutos.


Jesús Vallejo tiene por delante una temporada crucial en la que buscará triunfar en el Real Madrid. El central no ha convencido hasta ahora, a pesar de haber sido cedido en varias ocasiones. Ni siquiera en los Juegos Olímpicos logró dar el paso adelante esperado. Sin embargo, se le ha abierto un hueco en la planificación de la alineación y tendrá que coger el último tren hacia el éxito bajo la dirección de Ancelotti.


Su continuidad en el Real Madrid era una de las grandes incógnitas para los merengues la próxima temporada. El defensa tiene contrato hasta 2025 y le gustaría quedarse en el club de la capital. Sin embargo, había demasiados nombres en la línea defensiva para que Vallejo se quedara en lugar de soportar otra cesión. Sin embargo, esta idea se ha ido desintegrando poco a poco con la marcha de Sergio Ramos y la reciente salida de Raphael Varane.




El Real Madrid tenía entonces dos opciones: embarcarse en una remodelación o acudir al mercado. Y la segunda opción no tenía muchas posibilidades, ya que el club se fijó dos objetivos para evitar una crisis. Uno de ellos fue el fichaje de Alaba. La otra era fichar a Mbappé, que estuvo más cerca que nunca de fichar por los merengues este verano. Por lo tanto, sin refuerzos en la defensa, Vallejo quedó como la llegada para sustituir a las dos estrellas.


Vallejo es actualmente la cuarta opción en el centro de la defensa. Por delante de él está David Alaba, que parece ser el número uno indiscutible a menos que su estado físico le diga lo contrario. Y también Militao, que está luchando por hacerse un hueco en el once titular, o Nacho, que aunque tiene la opción de jugar como suplente, siempre está acostumbrado a dar lo mejor de sí mismo tanto en el centro del campo como en la posición de defensa extremo. La competencia para Vallejo, en definitiva, no es nada fácil.


Además, el defensa contaba con la posibilidad de que Alaba jugara de lateral izquierdo para liberar un puesto en el centro de la defensa. Ancelotti, sin embargo, ya ha admitido que no le gusta demasiado que el austriaco juegue en la posición de defensa extremo, y tras la nueva salida de Miguel Gutiérrez, parece que esta forma de organizar el equipo está descartada.


En este caso, la Copa del Rey será la competición en la que Vallejo podrá resarcirse. Eso, salvo que las lesiones le obliguen a acelerar el proceso de adaptación a Madrid. Esta semana podría ser una sorpresa, ya que hay partidos de la selección y un partido el domingo en el que apenas hay descanso. El miércoles, un partido clave en el estreno de la Liga de Campeones contra el Inter, obligará a Ancelotti a gestionar minutos en el partido de Liga contra el Celta.


El centrocampista siempre ha recalcado que quiere triunfar en el Real Madrid. También estuvo en el Granada, con el que se despidió hace unos días tras una temporada histórica. "Hemos vivido grandes momentos junto a fantásticos compañeros de equipo. Estoy orgulloso de haber formado parte de un equipo que hizo historia al disputar por primera vez las Copas de Europa y defender el escudo nazarí hasta el final", dijo el centrocampista en sus redes sociales.


Por eso consideraba que los Juegos Olímpicos eran un gran trampolín. España era una seria aspirante al oro y Vallejo sería un peso pesado en ese equipo. Pero las cosas no salieron del todo bien: España se quedó en el camino, Vallejo falló mucho en defensa y la selección acabó sufriendo más de lo esperado. Vallejo ganó una medalla de plata olímpica, pero no pudo ganar contra un equipo del Real Madrid al que había seguido de cerca. Ahora, con una temporada completa por delante, tiene una oportunidad.

0 visualizaciones0 comentarios