• Fernando Carrasco

Pedro Sánchez tiende la mano al PP buscando ensanchar su espacio de cara a las elecciones

Pedro Sánchez ha cerrado el 40º Congreso Federal del PSOE, celebrado este fin de semana en Valencia, con un giro al centro que le permitirá ampliar su espacio de cara al próximo ciclo electoral. Resuelta la pugna por el liderazgo de la izquierda con Unidas Podemos, ahora hay una relación de convivencia y no agresión entre este espectro ideológico, similar a la convivencia que se da en el Consejo de Ministros.


El movimiento de Sánchez para conquistar el centro deja el carril izquierdo abierto a Yolanda Díaz y lo hace con su bendición. El presidente del Gobierno calificó a Díaz como una "muy buena ministra" de su Gobierno, y aunque dijo que "respeta mucho las otras alternativas", en alusión a una posible candidatura, apoyó la creación de este "frente amplio". "Sería importante que este proceso de unificación se llevara a cabo porque nuestro sistema castiga la desunión. Necesitamos a todo el espacio progresista en plena forma", dijo el presidente, que admitió que no sólo buscaba la victoria, sino también conseguir una mayoría progresista reforzada.


Asimismo, el presidente lanzó el guante al PP e intentó converger posiciones en medio del desbloqueo de los órganos constitucionales. "Echo de menos llegar a acuerdos con el PP", admitió en una entrevista en la Cadena Ser. Sánchez ha dicho que "también le gustaría" llegar a un acuerdo sobre el Consejo General del Poder Judicial, y considera "inexplicable" que continúe el bloqueo en el CGPJ ahora que se han desbloqueado el Tribunal Constitucional, el Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas y la Agencia de Protección de Datos. "Tendemos la mano al PP, pero ya es hora de que respete toda la Constitución".

Sobre la posibilidad de adoptar el modelo de elección de jueces que reclama el PP para cerrar el acuerdo, el presidente no se pronunció muy favorablemente, calificándolo de "excusa", recordando que Casado no tiene mayoría suficiente en el Congreso para mover esta modificación del sistema. "El PP ha presentado el proyecto de ley dos veces y ha perdido, no tiene la mayoría para defenderlo", dijo, criticando que "la derecha y la extrema derecha" niegan la legitimidad del Gobierno.


En una entrevista concedida a La Sexta este jueves, Sánchez ha sorprendido defendiendo la "conveniencia" de que Don Juan Carlos dé explicaciones a los españoles. Hoy ha continuado diciendo que estas explicaciones deberían ser "las que todos los españoles tienen en mente, las razones que le llevaron a trasladarse a vivir fuera de España". El presidente admitió que esto le "causa tristeza" no tanto por el Rey emérito, sino por Felipe VI, que "pretende ser ejemplar y defiende la actual forma de jefatura de Estado". "Tenemos un gran rey", subrayó.


Sánchez dejó el futuro del rey emérito en manos de los tribunales y defendió la oposición sistemática del PSOE a las comisiones de investigación del Congreso promovidas por otros grupos de izquierda. En este contexto, argumentó que estos grupos no están interesados en avanzar en el esclarecimiento de los hechos, sino en "abrir un debate sobre la institución", la monarquía o la república. "El PSOE está comprometido con la Constitución y con todas sus instituciones y no va a apoyar estos debates".


Sobre el posible regreso de Don Juan Carlos a España, Sánchez aseguró que "esta decisión no corresponde al Gobierno, sino a la Casa Real" y que aunque existe "coordinación" entre ambas instituciones, Moncloa "no consiente" y "respeta su decisión". Sánchez negó que se haya avanzado en la Ley de la Corona y que lo que se propone son "pasos para actualizar, modernizar y hacer más transparentes las cuentas de la Familia Real". Entre los cambios que impulsa el Gobierno está la modificación de la inviolabilidad real, pero este tipo de reforma constitucional requiere un PP, y hay escepticismo al respecto.









0 visualizaciones0 comentarios