• Fernando Carrasco

Los grandes empresarios piden colaboración publico-privada para la gestión de los fondos europeos

El pasado jueves, la Cámara de Comercio de España presentó una encuesta en la que las empresas se mostraban optimistas sobre las perspectivas de la economía y el desarrollo de sus negocios. Pero advirtieron de los precios de la energía, las presiones inflacionistas y el aumento de los costes laborales. Ante esto, el presidente de la institución, José Luis Bonet, dijo que "cualquier política que se aplique debe ser especialmente prudente".


La opinión reflejada en la encuesta es una constante entre los diez empresarios del Ibex y responsables de organizaciones patronales, muchos de los cuales han querido mantener el anonimato. Según ellos, la recuperación es evidente, pero su principal objetivo es el sector energético. A ello se suma la sensación de inseguridad jurídica que provocan casos como el del sector eléctrico, con medidas gubernamentales de recorte de parte de los beneficios para abaratar la electricidad; el reparto de los fondos europeos; la necesaria cooperación público-privada y la incapacidad política para alcanzar acuerdos significativos.


La falta de consenso político entre los dos principales partidos crea una sensación de división, abandono y falta de liderazgo, según un directivo que cree que "la política se antepone al debate y a la adopción de medidas económicas calibradas, independientemente de su impacto a medio y largo plazo". Este sentimiento es compartido por el director general de una gran empresa cotizada, quien, tras señalar el sesgo preelectoral de muchas decisiones, subraya que "la sociedad está muy dividida y me temo que volveremos a desangrarnos en luchas intestinas por cuestiones irrelevantes en lugar de unirnos en aras de la digitalización del país y el fortalecimiento de la competitividad". Subraya que la seguridad jurídica está en boca de todos. "En las últimas semanas, hemos visto cómo empresarios de diferentes sectores se han acercado a exigir seguridad jurídica, lo que parece increíble en estos momentos", afirma.

Otro presidente del Ibex señala que esta incertidumbre "introduce un factor de dificultad en una situación económica que es buena pero que hay que tomar con pinzas". En su caso, señala el mercado laboral: "Hay que tocarlo lo menos posible. Ciertamente, en lo que respecta a la formación, los empleos a tiempo parcial y la subcontratación. Y eso es suficiente, porque de lo contrario se podría poner en peligro la creación de empleo".


Según José María Roldán, presidente de la patronal bancaria AEB, "la recuperación es más fuerte de lo que cabía esperar", aunque algunos sectores siguen con dificultades, como la hostelería. Sin embargo, añade que todavía es necesario consolidar la recuperación y, en este sentido, señala que es deseable que la inversión repunte, para lo cual es necesario reducir la incertidumbre. Y subraya "la fragilidad de España: el endeudamiento exterior". Es vital para España mantener la confianza de los mercados internacionales en nuestra deuda privada y pública", por lo que reclama un plan creíble de reducción de la deuda a medio plazo.

0 visualizaciones0 comentarios