• Jose Luis Díaz

Las personas más afectadas por el aumento del salario mínimo

Los trabajadores peor pagados suelen ser las mujeres, los andaluces y los que trabajan en el sector de los servicios.


Aunque hay desacuerdos sobre la cuantía, la decisión de subir el salario mínimo interprofesional (SMI) en 2021 está tomada. El hecho de que la segunda y última reunión entre el Gobierno y los agentes sociales, celebrada el lunes, haya terminado sin acuerdo no amenaza con consolidar el giro que celebran los representantes de los trabajadores, aunque no se produzca en los términos que hubieran deseado.


Como es lógico, estiman que esta mejora afectará a cerca de 1,5 millones de personas que actualmente reciben 950 euros en las 14 pagas que componen el SMI. Esto, dicen, mejorará de nuevo la cobertura de todos aquellos empleados que operan al margen de cualquier convenio regulador y que, por tanto, están más expuestos a salarios más bajos.


Sin embargo, ¿existe un perfil más específico de este tipo de trabajadores? Lo hay, al menos según los estudios realizados en los últimos años por organizaciones como Comisiones Obreras. En su último informe, el sindicato expuso un perfil muy concreto de una trabajadora que, en 2019, percibía un salario base, entonces de 900 euros: era mujer, andaluza y trabajaba en el sector servicios.


Esta conclusión se desprende de la evaluación de los datos publicados por la Encuesta de Población Activa (EPA) sobre los salarios en su submuestra anual de 2018, que incluye a todos los asalariados que perciben un salario, incluidos los que trabajan en el sector agrario, el servicio doméstico y los funcionarios de clases pasivas. Aunque en ese estudio el número de trabajadores que recibían SMI se acercaba a los dos millones, las revisiones recientes han reducido esta cifra a alrededor de 1,5 millones. Sin embargo, los demás resultados no cambian.


Entre ellos, el hecho de que más de la mitad de los asalariados de base sean mujeres (57,6%), que casi la mitad (48,8%) tengan entre 35 y 54 años y que tres de cada cuatro (75,8%) trabajen en el sector de los servicios. Si se desglosan los resultados por territorios, Andalucía es la que presenta el mayor número (23,6%), por delante de Extremadura (20,5%) y Canarias (15,8%).




Según los últimos datos sobre la distribución de los asalariados según sus ingresos respecto al salario mínimo interprofesional facilitados por el INE para 2019 -el último calculado-, el 18,18% de los asalariados percibió una cantidad inferior o igual al salario mínimo, siendo el 25,72% del total de asalariados que lo percibieron mujeres y el 11,12% hombres.


"Quiero dejar claro a los que dicen hoy que no es el momento de subir el salario mínimo. Que expliquen por qué lo hacen, cuando los mismos están negociando convenios con subidas más altas, del 1,5% y del 1,8%", dijo el lunes la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. "Este pago insuficiente afecta a las personas más vulnerables de este país, exactamente un millón y medio de trabajadores que no están cubiertos por convenios colectivos. Por eso les pido que defiendan a los más vulnerables", añadió.


Entre los grupos identificados por el Ministerio de Trabajo como los más vulnerables, y por lo tanto los más propensos a optar por trabajos peor pagados, están los jóvenes con poca formación -los que no han completado la educación primaria y tienen menos de un año de experiencia en una empresa- y los extranjeros.


En cuanto a los sectores en los que se procesan estos empleos mal pagados, la mayoría se concentra en el sector de los servicios, especialmente en la hostelería y el comercio.

0 visualizaciones0 comentarios