• Jose Luis Díaz

La Audiencia Nacional condena al Partido Popular y a Bárcenas por utilizar dinero negro en su sede

El jueves, la Audiencia Nacional demostró que el PP pagó la reforma de su sede en la calle Génova de Madrid con dinero negro. El ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, fue condenado a dos años de prisión por estos delitos y el PP fue declarado responsable solidario. Fuentes del PP se limitaron a comentar: "Todo lo que teníamos que decir, ya lo hemos dicho".


Desde la cumbre hispano-lusa de Trujillo (Cáceres), el jueves por la tarde, el presidente del Gobierno destacó el "contexto histórico" en el que se produjo la acción condenada por la Audiencia Nacional: "Fue realmente dramático, en un momento de enorme crisis económica, en el que la austeridad supuso recortes en la sanidad y en la atención a la dependencia y una mayor exigencia a las clases medias y trabajadoras para que pagaran más impuestos". Y en este contexto Sánchez lamentó que "haya habido estos casos de corrupción que la querella hace visibles". El presidente socialista se distanció de este periodo. "Quiero decirles a los españoles que este periodo ha pasado, porque se ha presentado una moción de censura y porque hoy hay un Gobierno transparente y ejemplar en la gestión de los fondos públicos", dijo, junto al primer ministro portugués, también socialista, António Costa.


Los dos partidos del gobierno fueron los primeros en comentar la sentencia. Héctor Gómez, portavoz del PSOE en el Congreso, respondió al silencio de Casado: 'No pueden engañar a los ciudadanos. Tienen que explicar cómo se han financiado y cómo han funcionado a lo largo de los años". Gómez continuó diciendo que la decisión era una prueba de la "corrupción sistémica" del PP y que "un partido corrupto no puede ser una alternativa de gobierno". Por ello, exigió al PP "responsabilidad política", aunque no especificó en qué consistiría, informa Xosé Hermida.

Ione Belarra, ministra de Asuntos Sociales y secretaria general de Unidas Podemos, también expresó su rechazo en su cuenta oficial de Twitter: "Es la segunda vez que el PP es condenado por corrupción. Lo mejor para la democracia es que los ciudadanos los mantengan lo más alejados posible del gobierno". El PSOE y Podemos también expresaron la misma opinión en sus cuentas de redes sociales. "La corrupción no es sólo cosa del pasado, es cosa del presente para el PP", declararon los socialistas. "Si esto hubiera ocurrido con cualquier otro partido, ya habría sido ilegalizado y sus máximos dirigentes encarcelados", publicó el partido de Belarra.


Un comunicado de una de las formaciones que componen UP, Izquierda Unida, señaló que considera que esta decisión judicial "ha demostrado una vez más las prácticas ilegales que el partido ahora dirigido por Pablo Casado empleaba para utilizar dinero ilegal y ocultar su uso a cualquier organismo de control." IU fue uno de los acusados en el juicio y se congratuló de que "la justicia haya condenado claramente al PP por utilizar dinero negro para financiar sus actividades".


El portavoz nacional de Ciudadanos, Edmundo Bal, destacó la gravedad de la decisión del tribunal. "Los hechos considerados son muy graves", dijo. Y subrayó "gravísimo", en referencia a la ocultación de donaciones que superaban el límite fijado por la ley electoral en la contabilidad oficial.


La sentencia de este jueves de la Audiencia Nacional supone un golpe para el Partido Popular y echa por tierra la estrategia de defensa del partido, que desde que estalló el caso ha tratado de desmarcarse de todas las maquinaciones reflejadas en los documentos de Bárcenas.




4 visualizaciones0 comentarios