• Jose Luis Díaz

El PP y el PSOE volverán a demostrar en el Congreso su falta de consenso respecto al poder judicial

Los socialistas votarán en contra de la propuesta popular para cambiar el método de elección de los vocales del Consejo.


El mensaje del lunes del Comisario de Justicia de la Unión Europea, Didier Reynders, pidiendo el restablecimiento del poder judicial y el movimiento de las asociaciones judiciales que abogan por el fin del bloqueo parecen no servir de nada. El PP y el PSOE siguen muy distanciados y aún después de más de mil días, cuando ha expirado el mandato del órgano de gobierno de los jueces, no se logra un acuerdo. Las desavenencias entre los dos grandes partidos volverán a manifestarse este martes en el Congreso de los Diputados, el último movimiento del PP para sacudirse la presión del Gobierno y tratar de evitar la percepción pública de que son ellos los que bloquean la renovación, lo que preocupa a la dirección del PP. Según fuentes de la dirección del Partido Popular, el PP defenderá en el pleno de este martes la proposición de ley para cambiar la forma de elección de los diputados y pide al PSOE que la apoye como "primer gesto" para retomar las negociaciones. El debate será, previsiblemente, un intercambio de reproches, ya que los socialistas rechazan la exigencia del PP y le piden que respete la Constitución y facilite el desbloqueo.


El anuncio de Reynders no hace una arruga en la frente del PP, que interpreta que le da motivos para exigir un acuerdo. "Estamos de acuerdo cuando pide la elección de los jueces, al igual que cuando dice que es necesaria la renovación. Pedro Sánchez debería dar un paso acorde con las normas europeas", aseguran fuentes de la dirección del PP. La última condición que Pablo Casado reclama a los socialistas es la aprobación de una reforma del sistema de elección de diputados para su futura renovación en línea con su propuesta.


El Comisario Europeo ha pedido que se hagan esfuerzos "inmediatos" para organizar "la mejor renovación posible del Consejo con un compromiso claro de que en el futuro cumplirá plenamente las normas europeas". El PP utiliza este "claro compromiso" al que se refiere el comisario para articular su exigencia de que se apruebe la reforma de la ley como paso previo a la renovación del Consejo. Sin embargo, el alto cargo exige una renovación "inmediata", lo que es incompatible con esperar todo el trámite parlamentario para aprobar una nueva ley, como quiere el PP.

El martes, populares y socialistas volverán a demostrar el arraigo de sus posiciones en el debate parlamentario sobre la propuesta de reforma del PP, que el PSOE se niega a aceptar. "No apoyaremos la reforma del PP porque el procedimiento ya se ha iniciado. Les pedimos que restablezcan el CGPJ y otros órganos como establece la ley. Después, estamos dispuestos a sentarnos y discutir cómo mejorar cualquier aspecto", aseguran fuentes parlamentarias socialistas. Sin embargo, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, se reunirá este martes con la portavoz parlamentaria del PP, Cucá Gamarra, en el marco de una ronda de contactos sobre los presupuestos y la recuperación del poder judicial. Ninguna de las partes promete mucho de la reunión.


La proposición de ley del PP que se debatirá y votará hoy modifica la ley orgánica del poder judicial para que los 12 vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), procedentes de las filas de la judicatura, sean elegidos directamente por los jueces. Según el sistema, que lleva 35 años en vigor, los 20 miembros que componen este órgano son elegidos por las Cortes, por acuerdo parlamentario de los grupos mayoritarios.


El texto propuesto por el PP no cambia el método de elección de los ocho vocales entre el poder judicial, ya que la Constitución establece que deben ser elegidos por las Cortes, pero impide que los jueces en activo sean incluidos en este grupo. De aprobarse este cambio, el juez José Ricardo de Prada, que dictó la sentencia Gürtel y que fue vetado por el PP en su último intento de acuerdo con el PSOE por considerar que, como juez en activo, no debía ser incluido en el grupo de letrados, no podría ahora formar parte del Consejo. Además, el PP ha incluido en su proyecto de ley una disposición sobre la elección del Fiscal General que impediría el nombramiento de un perfil como el de Dolores Delgado, ex ministra de Justicia. El texto establece que no se puede proponer a nadie como Fiscal General que haya ocupado un "cargo representativo o de confianza política" en los diez años anteriores.


El PP pretende liderar al PSOE en un debate sobre el cambio de modelo electoral, que dice que es un terreno más favorable, ya que la idea de elegir a los jueces tiene un apoyo social mayoritario, según la dirección del PP. "Sánchez debe escuchar a la mayoría social, incluidos sus electores, que piden la elección de los jueces del CGPJ, y hoy tiene una gran oportunidad de sentarse junto a los españoles y apoyar la ley del PP para reforzar la independencia de los jueces", instó este lunes Cuca Gamarra, portavoz parlamentaria del PP.

2 visualizaciones0 comentarios