• Jose Luis Díaz

El Gobierno tiene previsto prorrogar el ERTE hasta el 31 de enero de 2022.

El Gobierno pretende prorrogar los despidos temporales (ERTE) hasta el 31 de enero de 2022, lo que fue comunicado a los agentes sociales en la reunión tripartita celebrada este martes. Además de ampliar durante cuatro meses la posibilidad de que las empresas se acojan a este instrumento, que soporta gran parte del cupo de trabajadores cedidos temporalmente, "en general" se mantendrán todas las situaciones reguladas en anteriores Reales Decretos, según UGT. Las negociaciones entre las partes continuarán el próximo jueves.


Sin embargo, en este nuevo marco temporal, serán las empresas las que tendrán que solicitar explícitamente estos nuevos ERTE antes del 10 de octubre, ya que no se renovarán automáticamente al estar vinculados a la formación. También tendrán que adjuntar la solicitud de prestaciones por desempleo de los trabajadores. La administración dispondrá de 10 días para revisar estas solicitudes y, transcurrido ese plazo, si no se da curso a las mismas, se considerarán denegadas. Este "silencio negativo" no es del agrado de los demás partidos, ya que consideran que "crea confusión". El papel del Ministerio de Trabajo, dirigido por Yolanda Díaz, como mediador entre Escrivá y la patronal será crucial en las negociaciones.


En cuanto a la cuantía de la exención de las cotizaciones de los trabajadores afectados -la parte que las empresas deben pagar a la Seguridad Social y que seguirá asumiendo el Estado- debe estar vinculada a las acciones formativas que la empresa destine a los trabajadores afectados por el ERTE. El ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá, ya ha anticipado que el eje central de la continuidad del ERTE tras el mes de septiembre girará en torno a la formación. A 15 de septiembre, todavía había 253.000 personas bajo el paraguas del ERTE.


"Hemos cambiado las prioridades en todas las ampliaciones y en este momento el volumen de exenciones no es el elemento central ni la prioridad. Ahora tenemos que hacer hincapié en la formación y eso es lo que presentaremos a los interlocutores sociales. Tenemos que intentar que los que aún están en el ERTE mejoren sus competencias para que puedan reincorporarse al mercado laboral en mejores condiciones", dijo el Ministro al presentar las cifras de contratación el pasado jueves.


A pesar de este cambio en el enfoque principal de las conversaciones, la definición de las exoneraciones no es una prioridad. El Gobierno pretende seguir "incentivando" la renovación de los trabajadores mejorando la exención de los que se compran por encima de los que se quedan congelados. Aun así, la última propuesta contempla consolidar la exención al 100% para los ERTEs por impedimento y al 50% para las empresas de menos de 50 trabajadores en las limitadas y al 40% para las de más trabajadores. Al mismo tiempo, se está estudiando la posibilidad de ampliar la inclusión de los trabajadores fijos en el régimen del ERTE acordado en la última prórroga de mayo.


UGT reiteró la "necesidad de actualizar la calculadora de prestaciones por desempleo a cero" para los acogidos al ERTE e informó al Gobierno de la propuesta de ajustar la situación de los afectados por el volcán de la isla de La Palma, que también fue apoyada por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). Fuentes del Ministerio de Trabajo explican que, junto con el Gobierno de Canarias, están ultimando un mecanismo especial para proteger a los trabajadores del archipiélago canario tras el volcán.




0 visualizaciones0 comentarios