• Fernando Carrasco

El barco de rescate "Sea Watch 3" pide puerto seguro y avisa que la situación cada vez es peor

La situación de los 406 migrantes rescatados por Sea Watch 3 en el Mediterráneo central cada vez está peor. En sólo 24 horas, del domingo al lunes, el barco humanitario realizó siete operaciones de rescate, salvando a 412 migrantes. Tres días después, seis mujeres tuvieron que ser evacuadas de urgencia mientras los miembros de la tripulación esperaban el permiso de un país cercano para desembarcar, dijo el jueves la ONG alemana.


"Las capacidades médicas están sobrecargadas debido al gran número de pacientes. Entre ellos se encuentran mujeres embarazadas y otros que sufren quemaduras de combustible. Este tipo de lesiones deben ser tratadas en el hospital en condiciones adecuadas", dijo Carolin Möhrke, médico a bordo. "Necesitan un puerto seguro para poder desembarcar lo antes posible. Cada día que pasa en el mar, la situación se vuelve más peligrosa", añadió la ONG Sea Watch en un comunicado.


Entre los migrantes rescatados en la embarcación, que salió de puerto el 10 de octubre, hay 150 niños, entre ellos un bebé de apenas una semana. Entre el miércoles y el jueves, los guardacostas italianos respondieron a las peticiones de la ONG y evacuaron a seis mujeres, entre ellas una embarazada y otras con graves quemaduras de combustible.


La precaria situación médica se ve agravada por el empeoramiento de las condiciones meteorológicas "que empeoran aún más la situación, ya que las personas que se encuentran en la cubierta superior están expuestas al viento y a la lluvia". Como explicó la ONG, debido al número de personas rescatadas y al espacio limitado, sólo es posible dormir dentro por turnos.

Además de estos 412 migrantes, Sea Watch 3 ha rescatado previamente a otras 105 personas, entre ellas muchos menores, que fueron recogidos por el buque humanitario español Aita Mari el pasado martes. Aita Mari ha pedido a los gobiernos de España, Malta e Italia y a la Comisión Europea que cumplan la ley y designen un lugar de aterrizaje lo antes posible. "Tanto Malta como Italia han rechazado cualquier responsabilidad en la operación de rescate en el mar", añadió.


Según la Organización Internacional para las Migraciones, este año ya han muerto más de 1.400 personas en el Mediterráneo. En seis años, entre 2014 y 2020, más de 14.000 personas han muerto en el Mediterráneo central, la ruta más transitada y mortal hacia Europa.


Algo más de un tercio de los inmigrantes irregulares que entrarán en la Unión Europea en 2021 lo harán a través de las rutas del Mediterráneo central. Según las cifras de la Comisión Europea, Italia fue el principal punto de llegada. Unas 41.000 personas llegaron a sus costas, la mitad de ellas procedentes de Libia y casi el 40% de Túnez. En los primeros nueve meses de este año, el número total de migrantes que cruzan las fronteras de la UE alcanzó los 120 000.

0 visualizaciones0 comentarios