• Jose Luis Díaz

Científicos españoles confirman que los virus oncolíticos podrían eliminar las células cancerígenas

La ciencia no ha dejado de intentar desentrañar los entresijos del cáncer, y la investigación "made in Spain" es una de las más fructíferas. Prueba de ello es que un grupo de científicos del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (Cbmso), centro mixto UAM-CSIC, ha demostrado en modelos de ratón la utilidad de los llamados virus oncolíticos, o virus anticancerígenos, que son capaces de infectar y destruir las células madre malignas de los tumores cerebrales humanos, según se confirma en un estudio publicado en la revista científica Cell Reports.


En concreto, el hallazgo español, liderado por el grupo de José María Almendral, Jon Gil-Raneda y Carlos Gallego-García, confirma el prometedor potencial terapéutico del parvovirus murino para infectar y destruir las células madre del glioblastoma humano, el tumor cerebral más agresivo hasta la fecha, incurable con los tratamientos actuales.


Este descubrimiento supone un gran paso adelante en la lucha contra este tipo de cáncer, en la medida en que los resultados representan un gran avance en una nueva medicina personalizada y biológicamente segura, basada en una combinación de los llamados virus anti- cáncer o virus oncolíticos, que se encargan de infectar selectivamente las células madre malignas en función de las características de cada paciente, por lo que podrían utilizarse contra el glioblastoma humano u otros cánceres en los que la señalización de p53 esté desregulada. "Hemos cultivado neuroesferas in vitro a partir de células madre de glioblastoma. De este modo, hemos podido demostrar que el parvovirus MVM, Virus Minúsculo del Ratón, controla exclusivamente la actividad citotóxica contra las células que tienen alteradas las respuestas innatas y un regulador central de p53 por mutación o fosforilación aberrante", afirman los autores de este importante descubrimiento científico.

Las células cancerígenas presentan mutaciones y cambios en los genes y proteínas que, entre otras cosas, regulan la proliferación celular. Estos cambios pueden ser heredados o desarrollarse a lo largo de la vida como resultado de diversos factores externos, ya sean físicos, químicos o biológicos. Se sabe que muchos de estos cambios alteran las defensas innatas de las células contra los virus o modifican genes que normalmente actúan para suprimir los tumores, como en el caso del regulador p53. Por lo tanto, un reto importante en el tratamiento del cáncer es diseñar tratamientos que eliminen específicamente las células cancerosas portadoras de estos cambios, sin dañar otras células que mantienen la fisiología normal.


"Una de las estrategias actuales más prometedoras en el desarrollo de nuevas terapias contra el cáncer es precisamente el uso de virus oncolíticos capaces de infectar y destruir preferentemente las células cancerosas, bien de forma natural o tras su manipulación genética", señala José María Almendral, director del grupo y profesor de la UAM.











0 visualizaciones0 comentarios